ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
Por Pbro. Eduardo A. González.
volver
GUIONES LITÚRGICOS PARA EL MES DE JUNIO 2017
   

-Domingo 4 de junio 2017 - PENTECOSTÉS

-Domingo 11 de junio 2017 - SANTÍSIMA TRINIDAD
-Domingo 18 de junio 2017 - CORPUS CHRISTI
-Domingo 25 de junio 2017 - 12º durante el año - Ciclo A
-Domingo 2 de julio 2017 - 13º durante el año - Ciclo A
canciones
ir a guiones
volver | subir

liturgia

4 de junio 2017 / PENTECOSTÉS

VEN PADRE DE LOS POBRES

Una vez más la reunión de los discípulos de Jesús de Nazaret.

Con una experiencia nueva: “todos quedaron llenos del Espíritu Santo” con palabras y expresiones que permite decir “todos los oímos proclamar en nuestras lenguas las maravillas de Dios” (1a. lectura)

La misma acción del Espíritu Santo que impulsa a salir del encierro, se manifiesta en lo íntimo de la comunidad para que la diversidad de ministerios y de actividades construya el valioso “bien común” (2a.lectura)

Así será posible cumplir con el envío misionero de Jesús que deja una nueva presencia: “Como el Padre me envió a mí, Yo también los envió a ustedes. Reciban el Espíritu Santo”. (Evangelio)

“La Alianza nueva que Cristo pactó con su Padre se interioriza por el Espíritu Santo que nos da la ley de gracia y de libertad que El mismo ha escrito en nuestros corazones. Por eso la renovación de los hombres y consiguientemente de la sociedad dependerá en primer lugar, de la acción del Espíritu Santo.

Las leyes y estructuras deberán ser animadas por el Espíritu que vivifica a los hombres y hace que el Evangelio se encarne en la sociedad”. ( Puebla, 199)

Realizarlo en  Argentina es compromiso y ruego al Espíritu Santo: “Ven Padre de los pobres, ven a darnos tus dones, ven a darnos tu luz”.

BIENVENIDA

La fiesta de Pentecostés - que significa “cincuenta” es la conclusión del tiempo pascual, que comenzó hace alrededor de cincuenta días con la fiesta de la Resurrección de Jesús.

Por eso todavía hoy el Cirio encendido en la noche de la Pascua, todavía hoy nos acompaña.

En nuestro encuentro de hoy recordamos el regalo recibido de Jesús. El nos dijo: “Reciban el Espíritu Santo”.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las distintas lecturas bíblicas nos preparan para comprender la presencia del Espíritu Santo en la historia humana y en nuestras vidas.

Lecturas bíblicas:

VIGILIA:  Génesis, 11,1-9; o Exodo 19,3-8ª.16-20b, o Ezequiel 37,1-14; o Joel 2,28-32;  Salmo 103; Romanos 8,22-27 y Juan 7,37-39.

MISA DEL DÍA Hechos de los Apóstoles 2,1-11; Salmo 103,1ab.-24 ac; 29b-31.34; 1 Corintios 12, 3b-7. 12-13; Secuencia del Espíritu Santo;  Juan 20,19-23.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: ¡Ven Padre de los Pobres, ven a darnos tus dones, ven a darnos tu luz!

-Para que la Iglesia anuncie la buena noticia descubriendo el lenguaje, los signos y los sentimientos de cada cultura. Oremos…

-Para que los pobres descubramos que tenemos un Padre que nos consuela y nos ilumina. Oremos…

-Para que todos los cristianos y cristianas, al comenzar la Semana Por la Unidad, podamos responder al mensaje de San Pablo : El amor de Cristo nos apremia (2 Co 5, 14)». Oremos…

-Para que, según la intención del Papa Francisco,  para que  los responsables de las naciones, se comprometan con decisión a poner fin al comercio de las armas, que causa tantas víctimas inocentes. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Las ofrendas que se presentan son por ahora pan, vino y bienes materiales.

Pediremos al Espíritu Santo que sean para nosotros pan de vida, bebida de salvación y vínculo de solidaridad.

COMUNIÓN

El mismo Jesús que nos envió el Espíritu Santo es ahora el alimento que nos une en un sólo cuerpo.

Cantamos...

ENVÍO

Y al comenzar la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, somos invitados a responder al lema tomado de la carta de San Pablo a los Corintios: El amor de Cristo nos apremia.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

11 de junio 2017 / SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD - Ciclo A

UNA TERNURA TRINITARIA

A diferencia de los pueblos vecinos que practicaban el politeísmo con dioses muchas veces crueles y sanguinarios, Israel comienza a tener la experiencia del Único Dios que brinda su cercanía a los hombres, “misericordioso y lleno de bondad, que no se enoja fácilmente y es pródigo en amor y en fidelidad” (1a. Lectura)

La palabra “misericordia” tiene en el Antiguo Testamento una resonancia mucho más rica que en el castellano actual. Misericordia es “amor que da, amor más fuerte que la traición, gracia más fuerte que el pecado...engendra una escala de sentimientos, entre los que están la bondad y la ternura, la paciencia y la comprensión, es decir la disposición a perdonar” (San Juan Pablo II)

En el Nuevo Testamento el único Dios de la misericordia y el amor se revela en su intimidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Así lo reconocen las cartas apostólicas (2a.lectura)

La misericordia, ternura y fidelidad del Dios Uno y Trino se hace salvación para todos los hombres y mujeres del mundo.  (Evangelio)

Además, la gratuidad del actuar del Dios de la Alianza es el fundamento de la vida social. (ver Compendio de la DSI, (22-24)

“Todos los bautizados y bautizadas de América Latina y el Caribe a través del sacerdocio común del Pueblo de Dios, estamos llamados a vivir y transmitir la comunión con la Trinidad, pues la evangelización es un llamado a la participación de la comunión trinitaria” (Aparecida, 157)

“El misterio de la Trinidad nos habla también de nosotros, de nuestra relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. De hecho, mediante el Bautismo, el Espíritu Santo nos ha metido en la oración y en la vida misma de Dios, que es comunión de amor.

Dios es una “familia” de tres Personas que se aman tanto que forman una sola cosa. Esta “familia divina” no está cerrada en sí misma, sino que está abierta, se comunica en la creación y en la historia y ha entrado en el mundo de los hombre para llamar a todos a formar parte.

El horizonte trinitario de comunión nos rodea a todos y nos estimula a vivir en el amor y en el compartir fraterna, seguros de que allí donde hay amor, está Dios.

Nuestro ser creado a imagen y semejanza de Dios-comunión nos llama a comprendernos a nosotros mismo como ser-en-relación y a vivir las relaciones interpersonales en la solidaridad y en el amor mutuo.

Tales relaciones se juegan, sobre todo, en el ámbito de nuestras comunidades eclesiales, para que se cada vez más evidente la imagen de la Iglesia icono de la Trinidad.    Pero se juegan en cada relación social, de la familia a las amistades y al ambiente de trabajo, todo: son ocasiones concretas que se nos ofrecen para construir relaciones cada vez más ricas humanamente, capaces de respeto recíproco y de amor desinteresado” (Papa Francisco en la Homilía  del Domingo de la Trinidad, 2016)

La Colecta Nacional de Cáritas es una ocasión concreta de manifestar nuestra solidaridad convertida en aporte económico.

BIENVENIDA

Toda misa, toda eucaristía es siempre alabanza al Padre, por Jesucristo, su Hijo, en la Unidad del Espíritu Santo.

Celebramos hoy a la Santísima Trinidad: Dios mismo quiso mostrarnos su intimidad de amor, resumido en el misterio de Tres Personas distintas, un sólo Dios verdadero.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las lecturas del Antiguo y del Nuevo Testamento muestran a Dios compasivo y bondadoso, desbordante de amor por su pueblo y por el mundo. Por eso el saludo de la Carta a los Corintios deseándonos: “la gracia de Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo”.

Lecturas bíblicas: Éxodo 34, 4b-6.8-9; Salmo: Daniel 3,52-56 ; II Corintios 13,11-13; Juan 3,16-18

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos con las mismas palabras de Moisés: Dígnate Señor, caminar con nosotros

-Para que tu pueblo anuncie tu ternura y tu fidelidad. Oremos…

-Para que el mundo crea en tu presencia y en tu amor. Oremos…

-Para que nuestras familias reflejen tu amor trinitario. Oremos…

-Para que la Colecta Nacional de Cáritas muestre una solidaridad concreta. Oremos…

-Para que al concluir la Semana de la Unidad de los Cristianos, sigamos trabajado para  encontrarnos en tu unidad de Padre, de Hijo y de Espíritu Santo. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Preparamos la mesa de la eucaristía, lugar del encuentro de la familia cristiana con Dios, que según nos dijo san Juan Pablo II “en su misterio más íntimo no es una soledad sino una familia”.

Junto con el pan y el vino, la Colecta de Cáritas nos recuerda la solidaridad con quienes más lo necesitan.

COMUNIÓN

Recibimos la comunión, el alimento de los hijos e hijas de Dios.

Dice la Carta a los Gálatas:(4,6) “Porque ustedes son hijos, Dios envió a sus corazones el Espíritu de su Hijo que clama ¡Abba!, es decir ¡Padre!”

Cantamos...

ENVÍO

Reflejar el rostro del Dios-familia, su ternura y su fidelidad en los hombres y mujeres, esa es la misión que recibimos.
En nuestra vida cotidiana continuamos la alabanza:

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

18 de Junio de 2017 / SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO - Ciclo A

LA COMUNIÓN Y EL COMPROMISO

De las diversas perspectivas que presenta el Sacramento de la Eucaristía, las lecturas de este ciclo acentúan el aspecto del alimento compartido, don de Dios prefigurado como “un maná que no conocían tus padres” (1a. Lectura), y realizado en Jesús quien se presenta como “carne, verdadera comida...sangre, verdadera bebida” (Evangelio)

La eucaristía, “acción de gracias” nos une con Jesús y porque comemos un misma pan, nos hace un sólo cuerpo (2a. Lectura) Nuestra comunión con el Señor resucitado se hace común-unión entre nosotros.

“Se ha de prestar atención a otro aspecto: la « mística » del Sacramento tiene un carácter social, porque en la comunión sacramental yo quedo unido al Señor como todos los demás que comulgan: « El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan », dice san Pablo (1 Co 10, 17).

La unión con Cristo es al mismo tiempo unión con todos los demás a los que él se entrega. No puedo tener a Cristo sólo para mí; únicamente puedo pertenecerle en unión con todos los que son suyos o lo serán. La comunión me hace salir de mí mismo para ir hacia Él, y por tanto, también hacia la unidad con todos los cristianos” (Benedicto XVI: Deus caritas est, 14)

No sólo de pan vive el hombre”, pero para vivir el hombre debe tener pan. Por ello nos importa tantísimo que ese pan no falte a nadie en la tierra, que no falte en nuestra patria...

El hombre necesita el pan. Tanto del pan que es fruto de la tierra y del trabajo del hombre, como de aquél que baja del cielo y da la vida al mundo” (San Juan Pablo II a los campesinos en Tarnox, Polonia, 10.6.87)

La comunión, encuentro con Cristo y con los hermanos y hermanas, se proyecta en la historia de los pueblos. Adquiere una dimensión especial en el compromiso político y social del laico, a pesar de lo devaluadas que se encuentran estas realidades por la sospecha y la corrupción.

Pero ya lo advertía el Documento de Puebla: “Que el laico no huya de las realidades temporales para buscar a Dios, sino persevere, presente y activo, en medio de ella y allí encuentre al Señor...

En medio de su misión, a menudo conflictiva y llena de tensiones para su fe, busque renovar su identidad cristiana en el contacto con la Palabra de Dios, en la intimidad con el Señor por la Eucaristía...”

“Cristo está en todo ser humano, también en el más pequeño e indefenso .La Eucaristía, fuente de amor para la vida de la Iglesia, es escuela de caridad y de solidaridad. Quien se nutre del Pan de Cristo no puede permanecer indiferente ante los que carecen del pan cotidiano. Y hoy - lo sabemos- es un problema cada vez más grave'' (Francisco, Corpus del 2015)

“Igualmente destaco que la Eucaristía no es un premio para los perfectos, sino un generoso remedio y un alimento para los débiles” (Francisco: La alegría del amor, nota 351)

BIENVENIDA

En la Última Cena Jesús realizó el anticipo de la ofrenda del amor, y su cuerpo y su sangre se convirtieron en la comida principal del banquete de todos los que queremos “anunciar la muerte del Señor y proclamar su resurrección, hasta que vuelva”.

La eucaristía es un estímulo para quienes recordaremos al creador de nuestra bandera nacional y queremos construir juntos una patria de hermanos y hermanas.

Es también alimento de esta gran familia que reconoce a Dios como Padre, modelo de todos los padres a quienes tenemos presente es su día.

ANTES DE LAS LECTURAS

En la primera Alianza los que fueron liberados de la opresión de Egipto pudieron alimentarse con el maná del desierto, como “pan de libertad”.

En la nueva Alianza, al realizarse la liberación definitiva, el cuerpo y la sangre del Señor resucitado, compartidos en comunión eucarística, se hacen alimento que robustecen a quienes nos sentimos llamados la construcción cotidiana del Reino.

Lecturas bíblicas: Deuteronomio 8,2-3.14b-16a; Salmo 147,12-15.19-20; 1 Corintios 10,16-17; Juan 6,51-58

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: ¡Danos el pan de vida!

-Para que el Pueblo de Dios anuncie la Vida conquistada por Jesús. Oremos…

-Para que los laicos y las laicas encuentren en la eucaristía  la fuerza necesaria para realizar su misión de transformar el mundo. Oremos…

-Para que los padres, en su día, puedan cumplir con alegría su vocación humana con sus hijos y su familia. Oremos…

-Para que no falte el alimento cotidiano en la tierra bendita del pan, por la que entregó su vida el Gral. Manuel Belgrano. Oremos…

-Para que, según la intención de nuestros obispos, sepamos acompañar a las familias heridas por el flagelo de la droga y alentar en la esperanza a todos los que buscan una respuesta sin bajar los brazos. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

El pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, será para nosotros pan de vida.

El vino, fruto de la vida y del trabajo del hombre, será para nosotros bebida de salvación.

COMUNIÓN

Compartimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo resucitado. Es un sólo alimento, aunque nosotros somos muchos.  Por eso formamos un sólo Cuerpo.

Cantamos...

ENVÍO

Jesús ha sido enviado por el Padre.
Nosotros, alimentados por Jesús, también somos enviados a la vida.

Es promesa y esperanza: Él nos resucitará en el último día.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

25 de junio de 2017 / 12º domingo durante el año - Ciclo A

TEMORES Y CERCANÍAS

En el texto del Evangelio tres veces aparece la indicación de Jesús “no teman”, referida a las situaciones de riesgo y muerte que aparece en la vida cristiana.

No es necesario recurrir a historias del pasado para encontrarnos con los mártires, sino que basta leer los diarios de estos años para encontrarnos con muchos hombres y mujeres que fueron muertos por proclamar a Jesús o intentar vivir sus enseñanzas, molestando a los poderosos de la tierra. Según Francisco, los mártires de hoy son más numerosos que los de las primeras generaciones de cristianos.

Jesús no promete una milagrosa protección contra la muerte física que él mismo sufrió; sino que reconociendo la posibilidad de la muerte afirma que el Padre está cerca nuestro porque somos valiosos, y qué Él nos reconocerá como de los suyos en el momento definitivo.

Sólo así es posible entender que “el Señor libró la vida del indigente del poder de los malhechores” (1a.lectura) y que en esos momentos tan difíciles se puede invocar “Respóndeme, Dios mío, por tu gran amor”(Salmo)

“Si Dios me concede la gloria de morir de muerte violenta - gloria que no merezco - me sentiré feliz porque entonces me pondré parecer un poco más a Jesús que también murió de muerte violenta” ( P. Carlos Mugica, muerto a balazos a los pocos minutos de concluir la misa en la Parroquia San Francisco Solano de Buenos Aires, el 11 de mayo de 1974)

BIENVENIDA

Nos reunimos convocados por Jesús de Nazaret, para celebrar su muerte y su resurrección y para recordar a todos los hombres y mujeres que dieron la vida por seguir sus pasos.

ANTES DE LAS LECTURAS

Seguir a Jesús tiene sus riesgos, incluso una muerte violenta. Él no lo oculta, pero promete la cercanía de su Padre que libra la vida del inocente del poder de los injustos en la hora definitiva.

Lecturas bíblicas: Jeremías 20,10-13; Salmo 68,8-10.14.17.33-35; Romanos 5,12-15; Mateo 10, 26-33

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos con las palabras del Salmo: Respóndeme, Dios mío, por tu gran amor

-Por los que sufren persecución y muerte a causa del Evangelio. Oremos…

-Por los que sufren persecución y muerte a causa del hambre y sed de justicia. Oremos…

-Por los que sufren persecución y muerte por obrar según su conciencia. Oremos…

-Por los que sufren persecución y muerte por la causa de los pobres. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Presentamos las ofrendas como lo hacen hoy y lo han hecho tantos hermanos y hermanas que sufren o sufrieron persecución y martirio

COMUNIÓN

La comunión es alimento en medio de las dificultades y persecuciones de la vida cristiana.

Es también signo de la cercanía de Dios en nuestro camino.

Cantamos...

ENVÍO

Recibimos el mandato de Jesús: “Lo que Yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día. Lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

2 de julio 2017 / 12º domingo durante el año - Ciclo A

El texto del Evangelio puede separarse en dos partes.

La primera  muestra a Jesús exigente porque se han establecido nuevos vínculos entre la familia de sus seguidores, dónde el absoluto es Él mismo, y todos lo demás – familia humana, bienestar económico e incluso la propia vida - queda subordinado.

“Estemos seguros de que encontraremos lucha, sufrimiento y dolor, pero si poseemos de verdad la fe, no nos consideraremos nunca desgraciados: también con penas e incluso con calumnias, seremos felices con una felicidad que nos impulsará a amar a los demás, para hacerlos participar de nuestra alegría sobrenatural.

Es la fe en Cristo, muerto y resucitado, presente en todos y cada uno de los momentos de la vida, la que ilumina nuestras conciencias, incitándonos a participar con todas las fuerzas en las vicisitudes y en los problemas de la historia humana.” (San José María  Escrivá de Balaguer )

La segunda parte es la identificación de los enviados, los profetas, los justos y los pequeños discípulos con el mismo Jesús y con el Padre, y una recompensa que ya no es el hijo tan deseado (1a. Lectura) sino poder cantar “eternamente el amor del Señor” (Salmo) porque “viviremos con Él” (2a.lectura).

BIENVENIDA

Al reunirnos, saludarnos y recibirnos mutuamente somos también recibidos por Jesús. Él nos dice: “El que los recibe a ustedes, me recibe a mí. El que me recibe a mí, recibe a Aquél que me envió”.

ANTES DE LAS LECTURAS

Dios quiere la vida.
Por eso el Profeta Eliseo anuncia al matrimonio que lo hospeda la presencia de un hijo
Pablo asegura que llevaremos la vida nueva de los resucitados.
Jesús promete que la vida perdida por su causa, será definitivamente encontrada.

Entonces será de cada uno de nosotros la frase del Salmo: “Cantaré eternamente el amor del Señor”.

Lecturas bíblicas: 2 Reyes 4,8-11.14-16a; Salmo 88,2-3.16-19; Romanos 6,3-4.8-11; Mateo 10,37-42.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Dios de la vida

-Por la Iglesia, la familia de Jesús, para que sea la comunidad del amor y la hospitalidad. Oremos…

-Por nuestros gobernantes, para que protejan con leyes justas la vida y los derechos humanos. Oremos…

-Por los que se encuentran en situaciones de riesgo, para que encuentren sentido y solución a sus dificultades. Oremos…

-Por los que viven la solidaridad cotidiana, para que reciban la recompensa prometida por Jesús. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Llevamos al altar las alegrías y los cansancios de la vida que se pierde en la entrega del amor y se encontrará transformada junto al Señor Resucitado.

COMUNIÓN

Recibimos a Jesús, el Resucitado.

La comunión es anticipo, porque “creemos que también viviremos con Él”.

Cantamos...

ENVÍO

Al concluir la misa nos despedimos para continuar proclamando la fidelidad y el amor eterno del Dios de la Vida.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
caritas
barrita
espiritusanto
barrita
barrita
libro
barrita
centenariofatima
barrita
vocacional
barrita
bajalibros
barrita
viviendadigna
barrita
teologia
barrita
barrita
gonzalez
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - revista@familiacristiana.org.ar