ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1AMIGOS QUE ESCUCHAN
-Por padre Fernando Pascual-

En un mundo de prisas y de tantos aparatos electrónicos, el corazón se llena de alegría cuando encuentra un amigo que escucha realmente.

Porque no basta tener a la mano un teléfono y un correo electrónico para sentirse escuchado y acogido.

Porque la acogida inicia cuando alguien te da tiempo, desde un corazón abierto y atento a lo que quieras decirle.

Por eso, encontrar amigos que escuchan da una gran paz al alma y permite establecer encuentros fecundos, auténticamente humanos.

Si nos alegra encontrar un amigo así, ¿no sería el momento de pensar que también nosotros podemos abrirnos y acoger a otros?

Para ser escuchados y acogidos tal vez lo primero que podemos hacer es escuchar y acoger a otros.
Entonces nos daremos cuenta de que en nuestra vida ordinaria hay tantas personas que necesitan una palabra de aliento, o simplemente ser escuchadas.

El mundo cambia y se humaniza desde amistades significativas, atentas, respetuosas y cordiales.

Amistades que construyen puentes. Amistades que unen a los hombres entre sí. Amistades que permiten descubrir que existe un Amigo eterno dispuesto a escucharnos siempre: Dios nuestro Padre...

2AMIGO (Por Fray Alejandro R. Ferreirós, OFM Conv)

Amigo es esa mano que te arranca
desde el abismo hundido en la memoria,
es la fuerza redentora de la historia
y el aliento del amor que me levanta.

Es el rostro benévolo y sonriente
es la sonrisa en la brisa dibujada,
la vida que se dona en la mirada,
amor sin condiciones que se ofrece.

El ritmo de las horas compartidas,
la caminata interior que peregrina
el paso que a la meta se encamina
y el bálsamo suave en las heridas.

Amigo es el momento de lo eterno
que se encarna en la trama de mis días
el que entreteje de calor las melodías
de la música que salva del infierno.

El que exorciza la soledad que me cautiva
y me hace de su vuelo prisionero
el que despierta amaneceres al otero
y aurora matinal cuando me mira.

Incondicional, presente en los momentos
en que las fauces del dolor cruel me devoran
el que sostiene cuando el mundo desmorona
el que llena los pulmones con su aliento.

El que logra adivinar los pensamientos
y sostener en su sentido las palabras
pues se llena el corazón cuando le habla
y puede comprender mis sentimientos.

Un regalo inmerecido y codiciado
la frescura de la brisa en primavera
el rostro en que mi vida se renueva
el umbral de la confianza atravesado.

Es confidencia de las cosas importantes
el arcón en que se guardan los secretos
la hondura del Amor en su misterio
y una fuente cristalina y desbordante.

 
volver | subir

Comentarios:

Debemos enseñarles y mostrarles a nuestros niños el gran valor de tener amigos!
Julieta
01/07/2016

Una poesia muy bonita sobre el amigo,me ha gustado mucho. Enhorabuena.Un abrazo mu fuerte desde España.
Antonio Manuel
01/07/2016

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 
volver | subir
barrita
amistad
barrita
viviendadigna
barrita
barrita
misericordia
barrita
teologia
barrita
barrita
bajalibros
barrita
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - paulinasred@paulinas.org.ar