ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1LA CIENCIA, SU DESARROLLO AL SERVICIO DE LA PAZ
-Por Gloria Batalla-

“La ciencia es una empresa que sólo puede florecer si se pone la verdad por delante de la nacionalidad, la etnia, la clase y el color”. (John C. Polanyi-Premio Nobel de Química)

La Naciones Unidas proclaman; que el progreso científico y tecnológico se ha convertido en uno de los factores más importantes del desarrollo de la sociedad humana. El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, es un evento anual que se celebra en todo el mundo, el 10 de noviembre, desde el año 2002, para recordar el compromiso asumido en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia, que se celebró en Budapest en 1999, bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Consejo Internacional para la Ciencia (CIC).

2El propósito es renovar el compromiso, tanto a nivel nacional como internacional, en favor de la ciencia para la paz y el desarrollo y hacer hincapié en el uso responsable de la ciencia para el beneficio de las sociedades Y la erradicación de la pobreza. Esta celebración tiene por objeto lograr una mayor concienciación en la opinión pública sobre la importancia de la ciencia y colmar la brecha existente entre la ciencia y la sociedad. Da oportunidad para reafirmar cada año la voluntad de alcanzar los objetivos proclamados en la Declaración sobre la Ciencia y el Uso del Saber Científico, que motiva al seguimiento de las recomendaciones del Programa en pro de la Ciencia, en un Marco General de Acción.

La ONU invita a los Estados Miembros y a las distintas Organizaciones, Asociaciones y particulares, a auspiciar conferencias y otras actividades que promuevan el estudio y la difusión de información, sobre los vínculos entre el progreso científico/tecnológico y el mantenimiento de la paz y la seguridad.

LA CIENCIA PROMUEVE EL ENTENDIMIENTO MUNDIAL

3La Ciencia al servicio de la Paz y el Desarrollo, destaca su papel importante en la sociedad y la necesidad de involucrar al público en los debates sobre cuestiones científicas emergentes, como la relevancia de la ciencia en nuestra vida cotidiana. Su objetivo es garantizar que los ciudadanos estén informados sobre los avances de la ciencia y el papel que los científicos juegan en ampliar el conocimiento y comprensión, del singular y frágil planeta que llamamos hogar, y en hacer que nuestras sociedades sean más sostenibles.

LA CIENCIA, UN DERECHO HUMANO

El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, destaca un papel fundamental de la ciencia en la sociedad, y la necesidad de involucrar a diversos debates sobre temas científicos emergentes y su relevancia en nuestra vida cotidiana.

La ciencia al estrechar vínculos con la sociedad, garantiza que los ciudadanos estén informados sobre sus avances. Es invaluable rol que desempeñan los científicos para ampliar nuestra comprensión del extraordinario y frágil planeta que llamamos, nuestro hogar y hallar soluciones para que nuestras sociedades sean más conscientes y sostenibles.

La Declaración sobre la utilización del progreso científico y tecnológico en interés de la paz y en beneficio de la humanidad, fue proclamada por la Asamblea General en su resolución 3384 (XXX).

Las Naciones Unidas. entre otros puntos: reconoce que el progreso científico y tecnológico reviste gran importancia para acelerar el desarrollo social y económico de los países en desarrollo, Todos los Estados deben adoptar medidas eficaces, de orden legislativo, para impedir y evitar que los logros científicos se utilicen en detrimento de los derechos humanos y las libertades fundamentales y la dignidad de la persona humana.

LA CIENCIA, LA PAZ Y EL DESARROLLO

4La ciencia es la herramienta que el ser humano ha creado tanto para comprender el mundo que le rodea, como para aplicar esos conocimientos en beneficio del bien común. Los avances científicos nos permiten hallar soluciones a los nuevos desafíos sociales, económicos y medioambientales con los que construir un futuro sostenible. La ciencia tiene, además, un papel en la construcción de la paz, al fomentar la cooperación internacional para alcanzar el desarrollo sostenible.

Es fundamental para que los individuos tengan los conocimientos necesarios y, puedan elegir sus opciones personales, profesionales y políticas y atraer a los ciudadanos hacia el apasionante mundo de la ciencia y la investigación.

En la ONU, la agencia encargada de coordinar esos trabajos con los Estados Miembros y regula las dimensiones éticas que la ciencia plantea, es la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

LA CIENCIA ABIERTA, ES NO DEJAR A NADIE ATRÁS

5En el 2019 el concepto fue de “ciencia abierta”, en apertura para la comunidad investigadora, es decir, está abierta y accesible a la sociedad.

La “ciencia abierta” puede ser un paso fundamental para abordar estas disparidades y cerrar las brechas existentes.

La comunicación abierta de los datos científicos, resultados, hipótesis y opiniones se encuentra en el corazón del proceso científico.

En este contexto, “Open Science” (ciencia abierta) es un creciente movimiento mundial para hacer que la investigación científica y los datos científicos sean accesibles para todos.

Fomenta la colaboración científica y los descubrimientos científicos para facilitar la adopción de las nuevas tecnologías. Para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible, en África, los países en desarrollo y en los pequeños Estados insulares en desarrollo.

LA CIENCIA AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD

6La ciencia es la mayor empresa colectiva de la humanidad. Nos permite vivir más tiempo y mejor, cuida de nuestra salud, nos proporciona medicamentos que curan enfermedades y alivian dolores y sufrimientos, nos ayuda a conseguir agua para nuestras necesidades básicas, incluyendo los alimentos; suministra energía y nos hace la vida más agradable, puede desempeñar un papel en el deporte, la música, el ocio y las últimas tecnologías en comunicaciones.

Finalmente, la ciencia alimenta nuestro espíritu y ofrece soluciones para los desafíos de la vida cotidiana, nos ayuda a responder a los grandes misterios de la humanidad. Es una de las vías más importantes de acceso al conocimiento. Se beneficia el conjunto de la sociedad, genera nuevos conocimientos, mejora la educación y aumenta nuestra calidad de vida. Responde a las necesidades y a los desafíos mundiales.

Se debe concientizar, que los individuos tengan información suficiente para tomar decisiones razonadas a nivel personal y profesional.

Los gobiernos nacionales, deben basar sus políticas sanitarias, agrícolas, etc. en dar información científica de calidad y los parlamentos que legislan sobre cuestiones sociales, han de conocer las últimas investigaciones en la materia. Necesitan comprender los aspectos científicos de los grandes desafíos mundiales, como el cambio climático, la salud del océano, la pérdida de biodiversidad y la seguridad del agua dulce.

Los desafíos actuales son multidisciplinares y cubren el ciclo de vida completo de la innovación –desde la investigación al desarrollo de conocimientos y sus aplicaciones–. La ciencia, la tecnología y la innovación deben conducirnos hacia un desarrollo más equitativo y sostenible.

LA CIENCIA AL SERVICIO DE UN FUTURO SOSTENIBLE

7Los avances en los diferentes ámbitos de la ciencia nos permiten encontrar soluciones para los nuevos desafíos económicos, sociales y medioambientales, favorecer el desarrollo sostenible y las sociedades más verdes.

Las políticas científicas no bastan. Se deben consolidar los sistemas de enseñanza en ciencia e ingeniería y la capacidad investigadora para que los países puedan encontrar soluciones adaptadas a sus propios problemas y fortalecer su presencia internacional en los diferentes campos de la ciencia y la tecnología.

La ciencia y la tecnología dotan de capacidades a las sociedades y los ciudadanos, pero también tienen implicaciones éticas. La UNESCO trabaja con sus Estados Miembros para favorecer la toma de decisiones razonadas en la utilización de la ciencia y la tecnología, especialmente en el ámbito de la bioética.

El estudio científico de la historia de la Tierra y de sus recursos minerales, de los ecosistemas y de la biodiversidad, y la interacción del ser humano con los ecosistemas son imprescindibles para ayudarnos a comprender cómo gestionar nuestro planeta, para asegurarnos un futuro pacífico y sostenible.

LA IGLESIA Y LA CIENCIA AL SERVICIO DE LA PAZ

Pontificia Academia de las Ciencias

8La Iglesia desde la Pontificia Academia de las Ciencias trabaja con un alcance internacional, multi-racial en su composición, y no-sectaria en la elección de sus miembros.

El trabajo de la Academia incluye seis grandes áreas: ciencias básicas, ciencias y tecnología de los problemas globales, ciencia de los problemas del mundo en desarrollo, política científica, bioética y epistemología.

Está integrada por muchos de los principales científicos del mundo (incluyendo premios Nobel), para actuar como asesores del Papa.

La Academia tiene una membresía internacional que incluye a científicos como Martin Rees y Charles Hard Townes (o al recordado Stephen Hawking).

La encíclica “Laudato sí”, desde su presentación, el 18/06/2015 en el Vaticano, es la primera redactada íntegramente por Francisco, muy comentada, con opiniones a favor y en contra, en el marco de la libertad de expresión. Es el primer documento pontificio que se centra sobre el cambio climático, ecología y desarrollo, no sin dejar de provocar división de opiniones que van desde un cálido apoyo por parte de gobiernos y de algunas organizaciones, asociaciones, y personas en general, hasta críticas de grupos que se ven beneficiados por una irracional explotación de los recursos naturales, por países, organizaciones, empresas, o simples particulares, a los que no parece importarles la creciente degradación del planeta, en beneficio de una minoría.

9El Papa Francisco al recibir a los participantes en la Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias, el 7 de octubre último, valora su tarea y hace un llamado en los “Papeles transformativos de la ciencia en la sociedad: desde la ciencia emergente a las soluciones para el bienestar de las personas”.

A los científicos el Papa les hace un llamamiento para que estén al servicio de la humanidad y consideren los valores trascendentes, poniendo acento en la emergencia que vive hoy el mundo:

“En primer lugar, expreso mi apoyo a la labor de la Academia, promovida activamente por su presidente, el profesor Joachim von Braun, y por el Consejo. En estos días, mi interés en vuestro trabajo es aún más intenso, porque habéis dedicado esta sesión plenaria a lo que es, con razón, un tema de profunda preocupación para toda la humanidad. Os estáis centrando en la noción de la ciencia al servicio de las personas para la supervivencia de la humanidad a la luz de la pandemia del SARS-CoV-2/COVID-19 y otros problemas mundiales.”

Expresa; “Los esfuerzos se concentran en gran medida en el estudio de nuevas vías inmunológicas e inmunoquímicas para activar los mecanismos de defensa propios del organismo o detener la proliferación de células infectadas. También, en otros tratamientos específicos, incluyendo vacunas que están siendo probadas en ensayos clínicos. Como sabemos, el virus, al afectar a la salud de las personas, también ha afectado a todo el tejido social, económico y espiritual de la sociedad, paralizando las relaciones humanas”

La ciencia, su desarrollo en favor de la paz, es la mayor empresa colectiva de la humanidad. Su papel fundamental es el beneficio del conjunto de la sociedad: genera nuevos conocimientos, mejora la educación y aumenta nuestra calidad de vida, se visualiza la importancia de la naturaleza toda. Su imprescindible importancia, se adentra en lo que se ha dado en llamar "la sociedad del conocimiento", su incorporación es urgente, en los procesos productivos al servicio de un sistema global en emergencia.

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar